Los 7 mitos de Gimnasio que debes olvidar

Muchas personas acuden al gimnasio para mantener su cuerpo en forma, otros consideran un pasatiempo sano.

Sin embargo, algunas veces llegan a nuestros oídos diversos mitos sobre el gimnasio que nos hacen tratar nuestro cuerpo de forma incorrecta.

Hoy te mostramos cuales son los mitos que debes empezar a desechar por completo porque son datos falsos.

1: La grasa se convierte en músculo

Esto es falso porque la grasa y el músculo son tejidos diferentes y solo pueden aumentar o reducir su volumen dependiendo del ejercicio.

2: Tomar suplementos para ir al Gimnasio

Debes tener en cuenta que solo un especialista puede recetarte este tipo de suplementos, además se ha comprobado que la mayoría no funciona y hasta pueden causar daño a tu salud.

3: Puedo comer hamburguesas y pollo a la brasa sin engordar porque voy al gimnasio

Esto no es cierto, ya que el gimnasio no modifica tu metabolismo, es decir si comes demasiada grasa vas a subir de peso.

4: Siempre que voy al gimnasio debo tomar bebidas energéticas

Esto es falso, debes reconocer el momento en el que debes tomar bebidas energéticas.

5: Los productos orgánicos y sin gluten son saludables

No te emociones cuando veas un alimento empaquetado con este tipo de palabras. Suelen ser productos caros y muchas veces no aportan beneficios a tu salud. Por otro lado, tal como mencionamos en el punto anterior, no deberías pensar que no hay problema si comes en exceso estos productos. Todo en exceso es dañino.

6: Entrenar una hora al día es suficiente

Nadie niega que realizar ejercicios mantiene tu salud y cuerpo en buen estado, pero debes tener en cuenta que no debes pasar todo el día sentado ya que un cuerpo sano siempre debe estar activo.

7: Es más fácil quemar grasa si entrenas en ayunas

7: ES MÁS FÁCIL QUEMAR GRASAS SI ENTRENAS EN AYUNAS.

No existe prueba científica que confirme este dato. Los ejercicios cardiovasculares en ayunas producen una mayor movilización de grasa de los adipocitos. Sin embargo, lo que realmente nos hace quemar grasas es la utilización y no la movilización.

Deja un comentario